SECCIÓN 10 EL OLIMPO SINTOÍSTA Y BUDISTA 

 

El shintō es la religión animista autóctona de Japón que se desarrolló en tiempos prehistóricos. Se centra en considerar que la naturaleza, en todas sus manifestaciones y formas, está animada y dotada de su propio espíritu, el kami.

 

El butsu-dō, ‘el camino del Buda’, se introdujo en Japón en el 552 y su contraste con el shintō determinó inicialmente un violento enfrentamiento entre sus respectivos partidarios. Sin embargo, la nueva religión nunca logró socavar las posiciones arraigadas del sintoísmo, más bien al contrario, tuvo que legitimarlo y acabaron sincretizándose.